Historia

Creada en 1967 por iniciativa del Camping Musical de Bariloche, la Fundación Bariloche y la Academia Interamericana de Música de Cámara, la Camerata Bariloche es la primera orquesta de cámara de Argentina en alcanzar el reconocimiento internacional. Ello se logró a través de sus numerosas actuaciones en relevantes escenarios de América, Europa y Oriente.

Su primer director fue Alberto Lysy, a quien sucedieron Rubén González, Elías Khayat, Fernando Hasaj y, en la actualidad, Freddy Varela Montero. Más de 1500 conciertos se ofrecieron a lo largo de los años a los más variados públicos y en importantes salas del mundo: el Kennedy Center de Washington, la Salle Gaveau y la Salle Pleyel de París, la Beethovenhalle de Bonn, la sala Tchaikovsky de Moscú, la Brahms Saal y la Musikverein de Viena, la Herkules Saal de Munich, la sala Ritirsky del Palacio Wallenstein de Praga, el Palau de la Música de Barcelona, el Auditorio Nacional de Música de Madrid, en el Olimpia de Atenas, en el Auditorium de la Academia Musical de Osaka, Japón, y en el Bangkok Music Group Auditorium, de Tailandia, entre otros ámbitos.

En 1991 participó del concierto de homenaje a los 100 años del Carnegie Hall, como única agrupación latinoamericana. Asimismo, la Camerata se presentó en el Teatro Colón de Buenos Aires y en diversos canales de televisión y emisoras de radio, como la NHK de Tokio, la ORF de Austria, la RAI de Italia y la Radio y Televisión Española.

De la abundante lista de solistas extranjeros que la acompañaron pueden mencionarse nombres como los de Yehudi Menuhin, Mstislav Rostropovich, Jean-Pierre Rampal, Jean Ives Thibaudet, Ivry Gitlis, Cho-Liang Lin, Sandor Vegh, Shlomo Mintz, Janos Starker, Maxim Vengerov, Frederica von Stade, Karl Richter, Katherine Ciesinsky, Antonio Janigro y Vadin Repin, entre otros.

También compartió el escenario con grandes solistas argentinos: Martha Argerich, Alberto Lysy, Astor Piazzolla, Ernesto Bitetti, Ana y Nicolás Chumachenco, Ljerko Spiller, Gerardo Gandini, Manuel Rego, Eduardo Falú y Jaime Torres.

La Camerata Bariloche ha efectuado más de 30 giras internacionales abarcando cerca de 30 países y representando a Argentina en las Olimpiadas Culturales de México y de Munich, en la Expo ’70 de Osaka (Japón), en los Festivales Internacionales de Salzburgo (Austria), Taormina Città di Castello, Cervo y Alassia (Italia), Montreux y Gstaad-Menuhin (Suiza), el New World Festival of the Arts (Estados Unidos) y el de Otoño de Madrid (España). Tanto en estas oportunidades como al ocuparse de sus numerosos registros discográficos, hechos en Argentina, Estados Unidos y Europa, la crítica ha destacado los excepcionales méritos del conjunto.

Pero tal vez sea en los conciertos al aire libre donde con mayor claridad se comprueba el poder de convocatoria y la vasta popularidad de que disfruta la Camerata entre el público. En 1985, una presentación en el Parque Centenario de Buenos Aires atrajo a 60.000 personas. En 1987, un concierto en el cual la Música para los reales fuegos de artificio de Haendel se interpretó en combinación con juegos pirotécnicos, elevó aquella cifra a 130.000 personas, que desbordaron las instalaciones del Hipódromo Argentino de Palermo.

A lo largo de su trayectoria la Camerata Bariloche ha recibido una infinidad de distinciones, entre las que se destaca el emblemático Premio Konex de Platino al mejor conjunto de cámara en la historia de la música en Argentina.

Desde 1977, la Camerata Bariloche integra el Centro de Música de Cámara y viene desarrollando, paralelamente a sus conciertos y grabaciones, una intensa actividad de enseñanza y divulgación musical. Seminarios, festivales y conciertos didácticos son testimonios de esa fecunda labor académica en constante expansión.